Cuatro claves para mover a las vacas de forma efectiva y segura

cuatro-claves-para-mover-las-vacas-de-forma-efectiva-y-segura-1920

22 May Cuatro claves para mover a las vacas de forma efectiva y segura

Toda persona que trabaja con ganado debe saber cómo actúa cada animal para evitar situaciones de estrés. En el caso de las vacas los principales sentidos que manejan son la vista y el oído. Ven en un ángulo de entre 300 y 330 grados teniendo una zona ciega de unos 80 grados detrás del rabo. Tampoco perciben bien la profundidad. Por otro lado, necesitan mover la cabeza para localizar bien los sonidos. Gritos altos, golpes o pinchazos eléctricos son aspectos molestos para las vacas.

Manejo del ganado

Existen tres zonas diferenciadas en el cuerpo de una vaca que influye en su movimiento:

  • De huida. A escasos centímetros rodeando su cuerpo en la que si entra el ser humano la vaca escapará rápidamente y de manera no controlada.
  • De presión. El área más amplia alrededor de la vaca, sobre metro y media alrededor de su cuerpo. En este caso el ganadero se puede situar para presionar al animal y que se mueva en una determinada dirección. Pero si salimos de esta zona la vaca se parará.
  • Crítica. El animal defenderá su territorio y en lugar de huir atacará.

 

Consejos

A la hora de desplazar una vaca es imprescindible conocer bien la zona de presión. Si se usa una técnica adecuada se conseguirá que el animal se mueva en la dirección deseada de manera lenta y controlada. Solo se utilizarán los brazos y manos para presionar y soltar siguiendo las siguientes recomendaciones:

  • Ser pacientes para darle a la vaca tiempo para que evalúe el entorno y se adapte. Es normal que tenga temor de los charcos, zonas de sombra o de los ángulos.
  • Controlar la velocidad para no entrar en la zona de huida de la vaca.
  • Revisar la posición en la que nos encontramos porque influye en la presión. Al principio hay que estar más cerca para que se inicie el movimiento del animal.
  • Tener en cuenta el ángulo en el que nos aproximamos a la vaca porque hará que se mueva en una dirección u otra. Si nos movemos en paralelo y en la misma dirección a la vaca se moverá más lentamente. Mientras que si nos movemos en paralelo, pero en dirección contraria a la vaca el movimiento será más rápido. Para mover un grupo de vacas hacia adelante los expertos aconsejan que el ganadero camine en zigzag con un ángulo de 45 grados detrás de ellas para que avancen. Además, se seguirá la regla de presionar aproximándonos a la zona de huida y alejándonos soltando presión.

 

Fuente: www.campogalego.com

 

No hay comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies